Los cambios de puesto pueden costar un periodo de adaptación ya que están contratados para un puesto específico. Un nuevo puesto tiene sus propias funciones, muchas veces diferentes a las tareas que has realizado. ¿Cómo puedo adaptarme?

¿PUEDE DARSE UN CAMBIO DE PUESTO?

El gerente de una empresa puede asignar a un trabajador un cambio de puesto, con las diferentes funciones que conlleva, aun habiendo sido contratado para otro puesto totalmente distinto.  

La movilidad funcional se encuentra limitada legalmente por: 

  • La titulación exigida para el desempeño del puesto de trabajo. 
  • Pertenencia al grupo profesional equivalentes. 
  • Respete la dignidad del trabajador. 

    Los cambios de puesto pueden darse en diferentes casos: 

    • Dentro del mismo grupo profesional. 

    Los requisitos necesarios son que el trabajador tiene que tener la titulación requerida para ejercer el nuevo puesto y no afecte a la dignidad del trabajador. El empresario podrá realizar los cambios que considere oportuno siempre dentro del mismo grupo profesional sin dar ninguna justificación. 

    • Grupo inferior al que pertenece al contrato. 

    El responsable de la empresa podrá hacer el cambio, pero con una razón de necesidad urgente o imprevisible y siempre respetando la dignidad y la formación del trabajador. En el caso de no ser así, podrá recurrir al Juzgado de lo Social. 

    • Grupo superior al contrato inicial. 

    Al igual que el caso de grupo inferior, el cambio podrá realizarse siempre que haya razones técnicas u organizativas en la empresa, y se realicen durante el tiempo que resulte imprescindible. Como en los casos anteriores, la dignidad y la formación del trabajador está protegida.  

    Si las funciones desempeñadas en el puesto superior superaran los seis meses en un año o los ocho meses en dos, el trabajador podrá reclamar un ascenso a la dirección de la empresa. En el caso de que esta se negara, podrá recurrir al Juzgado de lo Social.  

    ¿CÓMO ADAPTARSE A UN NUEVO PUESTO?

    La adaptación a un nuevo puesto en la empresa puede provocar una situación difícil de manejar, ya que supone un nuevo control de las tareas y una nueva responsabilidad. Estos son los consejos que puedes tener en cuenta: 

    • Pon una fecha de fin prevista para la situación. Así, mantendrás la motivación en tu nuevo puesto, ya que sabrás la fecha prevista para la resolución de la situación. 
    • Descubre las responsabilidades de tu nueva área. Para llevar a cabo correctamente tus nuevas tareas, deberás conocer los objetivos de tu nuevo puesto y, de esta manera, podrás aumentar tu productividad. También puedes detallar todas las funciones del puesto, es decir, llevar un control de todas las tareas a realizar en cada cometido. 
    • Adapta tus hábitos a tus nuevas responsabilidades. Ajusta tu tiempo a tus nuevas responsabilidades y prioriza aquellas que son más importantes.  
    • Motívate. No olvides de poner todas tus ganas en aprender y en adaptarte a tu nuevo puesto. Es muy importante para no acabar agotado. 
    • Déjate aconsejar. Pide consejo a aquellas personas que se dedican profesionalmente y tienen experiencia en tus funciones. Además, también está bien pedirles ayuda para que puedan revisar algo que dudes. 

    ¿CÓMO FORMARSE EN PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES EN EL NUEVO PUESTO?

    Cuando un gerente toma la decisión de mover a un trabajador a otro desempeño, debe tener en cuenta la formación en materia de Prevención de Riesgos Laborales, ya que debe garantizar el cumplimiento de todas las obligaciones en materia de seguridad y salud 

    El artículo 19 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales establece que es el empresario el que debe garantizar que cada trabajador debe recibir una formación práctica y teórica cuando se produzcan cambios en las funciones que desempeñe.  

    Desde Damito Formación ofrecemos cursos de PRL genérico de 30h y 60h, elaborados de acuerdo al artículo 35 del Real Decreto 39/1997. Además, incluimos distintas modalidades de formación en PRL: administración, industria, hostelería…  

    Todos los cursos disponen de un tutor online para realizar cualquier consulta o duda. Obtén el certificado en 3 pasos fáciles: 

    1. Descarga el temario. 
    2. Aprueba el examen. 
    3. Efectúa el pago y… ¡enhorabuena! Ya tienes la formación en PRL y el certificado.
      Share This