La alimentación es un acto necesario de todos los seres humanos para su supervivencia y el desarrollo de sus funciones básicas. En este post te contamos qué es la alimentación, la importancia de la nutrición en la alimentación y cómo influye en nuestro estilo de vida.    

¿QUÉ ES LA ALIMENTACIÓN?

La alimentación es el conjunto de actividades y procesos por los cuales tomamos alimentos del exterior que nos aportan energía y sustancias nutritivas, y que son necesarias para el mantenimiento de la vida.  

La alimentación es la acción y efecto de alimentar o alimentarse, es decir, el proceso mediante el cual los seres vivos consumen diferentes tipos de alimentos para obtener los nutrientes necesarios para sobrevivir y realizar todas las actividades necesarias del día.   

    ¿QUÉ ES LA NUTRICIÓN?

    Se entiende como nutrición al proceso fisiológico mediante el cual el organismo recibe, transforma y utiliza las sustancias químicas contenidas en los alimentos. Es un acto involuntario e inconsciente que depende de determinadas funciones orgánicas como la digestión, la absorción y el transporte de los nutrientes de los alimentos hasta los tejidos.  

    Durante el proceso de nutrición, las células se nutren y, como consecuencia, permiten el desarrollo adecuado de nuestro sistema con el fin de proporcionar a las personas una resistencia adecuada a nuestra actividad diaria.  

      FUNCIONES Y OBJETIVOS PRINCIPALES DE LOS NUTRIENTES

      Los nutrientes juegan un papel importante en nuestro organismo. Sus funciones principales son: 

      • Proporcionar energía para las actividades diarias.  
      • Mantener y formar los tejidos.  
      • Reparar y renovar nuestro organismo y sistema inmunológico.  
      • Regular las reacciones químicas que se producen en las células.  
      • Prevenir enfermedades relacionadas con la nutrición.  

        Entre los objetivos principales de la nutrición destacan los siguientes: 

        • Aporte energético.  

        La energía es clave para que todos los seres humanos puedan desempeñar las actividades básicas y el sistema metabólico funcione correctamente. Este aporte lo ofrecen los hidratos de carbono, proteínas y grasas. 

        • Aporte plástico. 

        En la dieta deben incorporarse la medida adecuada de proteínas, grasas y ciertos minerales. El calcio, como elemento plástico, cumple un papel fundamental en la contracción muscular y en la transmisión de los impulsos nerviosos.  

        • Aporte regulador. 

        Las vitaminas y minerales son las que aportan al organismo la liberación de energía y su papel principal es catalizadora de las reacciones bioquímicas.  

        • Aporte de la reserva. 

        Los hidratos de carbono y las grasas son las principales fuentes de energía y son las que se almacenan en el organismo para colaborar en el metabolismo energético a la hora de un esfuerzo físico.  

          CLASIFICACIÓN DE LOS NUTRIENTES

          Además, los nutrientes se clasifican por tipos, según sus principales cualidades, Son: 

          • Hidratos de carbono.  

          También conocidos como azúcares simples. Proporcionan energía al organismo y se encuentran en alimentos como el arroz, el pan o las pastas.  

          • Lípidos o grasas. 

          Constituyen una fuente directa de energía para el cuerpo y se emplean para la síntesis de membranas celulares y en varios procesos metabólicos. Además, sostienen los órganos vitales. 

          • Proteínas. 

          Son uno de los componentes básicos para dar forma a los huesos y los músculos, así como para suministrar energía al organismo. Las proteínas están relacionadas con el control del peso y la regulación del colesterol.  

          Entre las funciones básicas de la proteína también se encuentran la estructural y la hormonal.  

          • Vitaminas o sales minerales. 

          Las vitaminas las encontramos principalmente en las frutas y verduras. Intervienen en las funciones nerviosas y en el buen funcionamiento y correcto desarrollo de los músculos. Además, regulan cientos de procesos metabólicos.  

          • Agua. 

          Es el principal componente del cuerpo humano, además de facilitar funciones como la digestión o eliminación de residuos. Es una molécula imprescindible para la regulación de la temperatura corporal y el equilibrio iónico. 

          Muchos alimentos de los que consumimos contienen grandes cantidades de agua.  

              CLASIFICACIÓN DE LOS NUTRIENTES

              La alimentación es una necesidad vital para la supervivencia, el bienestar, la cultura y el placer. Además, la salud depende fundamentalmente de la variedad y tipos de alimentos que ingerimos y los nutrientes presentes en estos alimentos.  

              Es importante alcanzar un equilibrio entre la salud, bienestar y placer y es imprescindible una alimentación variada y saludable para poder estar bien nutridos.  

              Desde Damito Formación os dejamos una serie de consejos para poder disfrutar de la comida y, al mismo tiempo, mejorar nuestra salud y calidad de vida: 

              • Dar la importancia a la alimentación para llevar un estilo de vida saludable. 

              Muchas de las enfermedades actuales se pueden prevenir con unos hábitos alimenticios correctos y un estilo de vida activo y saludable, en el que se incluya hacer ejercicio y descansar el tiempo adecuado.  

              • Disfrutar de la comida.

              Las comidas deben ser agradables y placenteras. Por eso, es importante disfrutar del proceso de los alimentos, desde que se cocina hasta que se come.  

              Un aspecto importante es comer en un ambiente tranquilo y relajado y en una buena postura, con el fin de facilitar la digestión. 

              • Organizar y planificar los menús semanales. 

              Planificar un menú semanal permite llevar una dieta variada y equilibrada, rica en nutrientes. Además, es una manera de reducir el desperdicio de comida y de comprar más alimentos de los que consumimos.  

              • Incorporar los alimentos frescos y de temporada a diario. 

              Cada estación del año supone un nuevo ciclo en la huerta y la llegada de frutas y hortalizas propias de temporada. Incorporar alimentos de temporada en nuestro día a día nos permite llevar una dieta sana, variada y equilibrada, y nos aporta todos los nutrientes que necesita nuestro organismo. 

              En Damito Formación tenemos dos posts en los que exponemos una lista con los alimentos típicos del otoño e ideas para cocinar con los alimentos de temporada de verano 

              • Beber preferentemente agua durante las comidas. 

              La hidratación es básica para una alimentación saludable. Por tanto, además de beber agua durante el día, las comidas deben acompañarse también de agua.  

              • Organizar tus comidas. 

              Es recomendable repartir nuestra alimentación en 4 o 5 comidas al día: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.  

              Empezar el día con un buen desayuno y cenar temprano y ligero son hábitos que todos debemos incorporar en nuestro día a día.  

                  A modo de conclusión:

                  • La nutrición es un aspecto clave en nuestro día a día.Gracias a ello disponemos de la energia necesaria para realizar actividades.
                  • Los nutrientes se clasifican en: hidratos de carbono, grasas, proteinas y vitaminas y sales minerales.
                  • El agua es el principal componente del cuerpo humano y es imprescindible para nuestro cuerpo.
                  • Debemos ser conscientes de la importancia de la alimentación, mediante menus semanales lograremos desperciar menos comida y ahorrar.Además, debemos recordar tomar abundante agua e incorporar a nuestras dietas alimentos frescos y de temporada.
                  Share This