El estrés y el poco tiempo de la vida diaria no nos permite invertir mucho tiempo para cocinar. Por esta razón, la mayoría de las personas optan por la congelación para conservar los alimentos. En este post te contamos cuáles son las ventajas y desventajas de congelar los alimentos y cómo conservarlos de forma correcta.  

¿CONGELAR O NO LOS ALIMENTOS?

La congelación de los alimentos consiste en aplicarles bajas temperaturas con el fin de detener la descomposición que provocan las bacterias y enzimas. De esta manera, se mantienen la mayoría de las propiedades nutritivas del producto y se puede consumir. A continuación, explicamos cuáles son las ventajas y desventajas de congelar los alimentos. 

Ventajas de congelar alimentos 

  • Las bajas temperaturas evitan que el alimento se degrade y los microorganismos se multipliquen.  
  • Cuando un alimento se congela no se pierden sus valores nutritivos, ya que se mantienen tanto los nutrientes como los minerales y vitaminas. Para que esto no suceda debe congelarse inmediatamente. 
  • Existe gran variedad de productos congelados y alimentos que se pueden congelar. Además, podemos consumir productos que no son de temporada. 
  • Ahorramos tiempo en la cocina, ya que los alimentos que han sido tratados anteriormente precisan de un tiempo mucho menor para su cocinado. 

Desventajas de congelar los alimentos 

  • No tienen el mismo sabor que los alimentos frescos. A pesar de que ha mejorado muchísimo la calidad de los alimentos congelados, los alimentos frescos tienen mucho más sabor que los congelados. 
  • Los alimentos congelados deben seguir unas pautas de cocinado, por lo que no se pueden utilizar estos alimentos para improvisar platos.  
  • Los alimentos congelados suelen ser más caros que los frescos, ya que hay que tener en cuenta que han pasado un proceso de cocinado y que están listos para consumir.  

    ¿QUÉ ALIMENTOS SE PUEDEN CONGELAR?

    Hoy en día la mayoría de los productos y alimentos se pueden congelar. Los alimentos principales que pueden ser congelados son los siguientes: 

    • Verduras. Todas las verduras frescas pueden congelarse, a excepción de aquellos vegetales que se consuman en crudo, es decir, en las ensaladas. 
    • Frutas. Las frutas pueden congelarse, pero es recomendable lavarlas, pelarlas y trocearlas y congelarlas en un recipiente adecuado.  
    • Carnes. La congelación es uno de los métodos principales a la hora de conservar la carne. 
    • Pescados. Una vez lavado, arreglado y secado muy bien para eliminar el agua, es aconsejable congelar todo el pescado.  
    • Pan. Se parte en rebanadas y se congela dentro de una bolsa. 
    • Guisos y otros platos. Aquellos guisos que contengan patata es mejor no congelarlos.  
    • Otros alimentos. Los caldos, zumos, fritos, pasta… son productos que sí pueden congelarse.  

      CURSO MANIPULADOR ALIMENTOS ONLINE

      La formación en manipulador de alimentos es muy importante, ya que te enseña las pautas correctas a la hora de manipular y conservar los alimentos de manera adecuada. Así, garantizamos la salud del consumidor y evitar daños que puedan afectarle gravemente.  

      Además, tener el carnet manipulador de alimentos mejora tu empleabilidad y currículum, ya que puedes trabajar en el sector alimentario y de la hostelería.  

      En Damito Formación te ofrecemos un curso manipulador alimentos con formación gratis. Puedes obtener tu certificado oficial de manipulador de alimentos por 20€, siguiendo estos pasos: 

      1. Descarga el temario gratis y léelo. 
      2. Realiza el test online. Puedes realizarlo todas las veces que necesites hasta aprobarlo. 
      3. Regístrate con tu nombre y apellidos para que quede constancia de tu aprobado.  
      4. Realiza el pago 100% seguro. 
      5. ¡Enhorabuena! Ya tienes el carnet de manipulador de alimentos con el que puedes acreditar tu formación de manera oficial.  
      Share This